jueves, 16 de junio de 2011

El orgullo de su padre

Quien me iba a decir a mí, que mi niño es también un apasionado de la pesca con señuelos.

Ayer lo llevamos Mario, mi compadre Manolo y un servidor a nuestro enclave para practicar nuestra pasión: La pesca del Black Bass. Al principio no dijo nada, pero poco después me pidió que le lanzara la caña para él mover el señuelo. No había pasado ni un minuto, cuando ya había sacado un black bass para el deleite de los allí presentes.

No podíamos contener la risa al ver a semejante "personaje", sacando "demonios verdes" como si lo hubiera hecho toda la vida.

Poco después sacó otro ejemplar, que para más inri fue la pieza mayor de la tarde.

Ojalá le siga gustando, para tener a mi propio compañero de pesca en casa.

Te quiero mucho mi vida, estoy orgulloso de tí.



¿A quién se parece?


Danielito con la pieza mayor de la jornada

6 comentarios:

Gines dijo...

Pues si Paquito , ese será el mejor compañero de pesca que vas a tener y te lo digo por experiencia propia , mi hija de 9 años tambien pesca (y suelta) desde hace un par de años , y la verdad es que las salidas con ella no las cambio por nada del mundo.
Daniel empieza ya a ponerle arte a las poses , prepara pasta que en nada tendras que hacerle su propio equipo y te qutará tus mejores señuelos.

Anónimo dijo...

Madre mia... INCREIBLE.

Tu primo Dani.

ermesa@hotmail.com dijo...

Ese es el camino suguro que sera un gran pescador, de tal palo...... jajajajajaj me ha gustado mucho.Un abrazo

pradillo dijo...

ole sí señor

elpezrosa.com dijo...

Enhorabuena por conseguir meterle este veneno en la sangre. Ojalá tengas suerte y siga envenado con la pesca toda la vida y consigas tener además de un hijo un amigo siempre a tu lado pescando..

Un saludo

Algeciras al minuto dijo...

Interesante tema, gracias por la información sigan publicando.