viernes, 27 de abril de 2012

Thasis, ¿el señuelo ideal?

Muchas veces, los pescadores pasamos por alto detalles que pueden convertir una mala jornada de pesca en exitosa, sea por la circunstancia que sea. Hemos oido hablar de un señuelo u otro, de un tipo de movimiento adecuado o inadecuado, de si el pez está en superficie o a medias aguas, etc, etc.
La verdad es que este es el encanto de la pesca, la irregularidad que te lleva de creerte un "máquina" de la pesca y pasar al otro día a desmoralizarte por completo.
A mí personalmente me ocurre esto a menudo, y no me llameis loco, pero me encanta. La sensación que produce estos cambios hacen que cada día me guste más este deporte. Sobre todo me suele ocurrir con los señuelos. Un día me pescan de escándolo y otro, me dejan "tirado". Creo que por esta razón soy un fetichista de ellos, aunque creo que en la mayoría de los casos no son ellos los culpables de mi fracaso, sino otros condicionantes como los mencionados anteriormente.
Dejando un poco de filosofar, y centrándome en lo que os quiero contar, voy al grano.
Llevo bastante tiempo defendiendo a ultranza, el para mí, el mejor señuelo nadador que he conocido en mi corta, pero intensa vida de la pesca a spinning, el "Super Finder Jerk".
A estas alturas, discutir si para unos es bueno o malo, pienso que es una auténtica pérdida de tiempo, ya que multitud de pescadores han corraborado lo que muchos como Nicola, David Sánchez, Vincenzo Muscolo, César Pecellín, Humberto Gacio y un servidor hemos certificado pescando con él en estas mágnificas aguas. Desde lubinas hasta anjovas, pasando por espectaculares "rojos" en el Mediterraneo, han sucumbido a sus encantos. Pues bien señores, le ha salido un claro competidor y encima de su misma sangre: "Molix".
Estoy hablando como dice el título de esta entrada, del "Thasis". Me encanta aplicarle el refrán popular de : "Lo mismo vale para un remiendo, que para un descosido".
Nos dió la pieza mayor a José, David y un servidor en el II Memorial de Pesca a Jigging Ernesto Valero", aplicándole movimientos tipo "jojing", usándolo como skipping lure con las llampugas, a jig casting con los grandes espetones del Estrecho y como no, a rockfishing con las distintas variedades de peces que polulan por los espectaculares diques del puerto de Algeciras.
Ha habido situaciones, en las que no picaban con ningún señuelo, hemos puesto el Thasis, y bingo, solucionada la jornada.
Un señuelo más que polivalente, para distintas modalidades de pesca.
Lo recomiendo sin género de dudas, y os puedo garantizar que el tiempo me dará la razón.
Si no va en mi caja de señuelos, no salgo a pescar. Llamarme maniático si quereis, pero a los hechos me remito.
Os pongo unas fotitos de nuestro protagonista.








Buena pesca amigos.

1 comentario:

David Sanchez dijo...

Sin duda un señuelo muy a tener en cuenta, ya que lo podemos encotrar desde 5gr hasta 180gr, eso lo hace muy polivalente tal y como dices.
Me a gustado leer esto, he recordado nuestro paso por el memorial y esa pieza mayor que tanta alegria nos dio!

Ale pixa un abrazo!!!